UN MOMENTITO CON MIGUEL

Posted on 6 septiembre 2008

0


Los Revolucionarios maeños, de los anos 70s y 80s

Por Miguel de Jesús R.

El 1970 inicia con los 12 años de la dictadura balaguerista, etapa sangrienta nacida en 1966, que dejó sin padres a muchos niños, viudas a indefensas mujeres, huellas imborrables en el cuerpo por las torturas y en el alma por la impotencia.

Los clubes tenían su razón de ser, eran una especie de sociedad dramática, como la creada por el padre de la Patria Juan Pablo Duarte, para llevar el mensaje de libertad a la gente oprimida por el régimen del Presidente Joaquín Balaguer.

Mao, centro de operaciones del temible Carlos Jaques Olivero, jefe de la Cuarta Brigada E.N. quien junto al Capitán de la Policía Nacional Jiminian Castillo, cometió todo tipo de abusos contra la juventud de ese tiempo, muchachos sin más ambición que una legítima vida con dignidad para la colectividad.

Entrada mi adolescencia a principio de los 80s, seguía a esos líderes que en forma de homenaje menciono, para mostrarle a la juventud de hoy la valentía de los titanes que agitaban la Bandera de la Patria para disfrute de eternas primaveras.

Plinio Cruz, Roberto Díaz (biruá), Icelso Díaz (checho), José Polanco, Octavio Madera, Roberto Rosario (rubirosa), Marcelino Cabrera (koki), Roberto Espinal, Radhamez Sánchez (chumé), Julio Disla, Manuel Guichardo (actual Gobernador de la Provincia Valverde), Anselmo Brito.

Francisco Peralta (chilote), Papano (asesinado por la banda colará), Carlos Juan Sarit, José Losada, el Pando de las 300, Joselo Taveras (poeta decimero), Miguel Ángel Fernández y Carlos Céspedes. Nos dieron el disfrute del sabor a Patria que nos empujaba a luchar por transformaciones sociales.

Sus sueños duermen en el horizonte y su ternura nos llega como el sonido de la última canción, acariciando nuestros recuerdos. Ahora sus nostalgias gravitan sobre las llanuras infinitas, se acabó el combate, las lágrimas, apresamientos, allanamientos, y la prohibición de pensar en voz alta

El Sol brilla en medio del silencio y la paz que a esos jóvenes de ayer los hace sentir dueños de la historia que les tocó vivir, dejando la enseñanza de que no hay caminos sin penas y sacrificios cuando se ama un justo ideal, salud valientes munícipes.

Posdata: Los que aparecen en las fotos son Icelso Díaz, apresado y torturado muchas veces y el periodista Marcelino Cabrera revolucionario firme de la época. Para una próxima entrega escribiré sobre el estado actual de cada uno de ellos.
Anuncios
Posted in: Uncategorized