Un Momentito con Miguel

Posted on 1 junio 2009

0


Por Miguel de Jesús
Iglesia Católica de Santiago estrena Tribunal de la Santa inquisición

La Inquisición es la creación papal y de la curia romana, para la defensa y conservación del dogma y la fe, una maquinaria implacable en sus sentencias, creando una especie de terror, en las personas, incluidos niños de esa época, estamos hablando del 1562 al 67.

En 1126, Luis VIII de Francia legisló para los herejes un castigo severo, apuntado ya por el papa Lucio III, en el que se imponía la muerte en la hoguera.Es decir, nadie podía pensar diferente a los principios de la Santa Iglesia Católica.

En los últimos días el tema ha sido el del articulo 30, dentro de la reforma constitucional, cuyos debates tienen como escenario el Congreso Nacional, en el mismo está contenido lo referente al aborto.

La Iglesia quiere que prevalezca su criterio por encima de todos, por lo que aparte del chantaje y presion, ahora suman otro elemento,”la inquisición”.Fue de mal gusto escuchar en plena homilía, con presencia de enamorados en misa de Domingo.

La lectura de la carta del canciller prebistero William Arias, en la que identifica a los asambleístas que votaron en contra del artículo 30, los acusan de traicionar a los católicos, que han hecho de ellos, sus representantes.

Demóstenes Martinez, Magda Rodríguez y Gilberto Serulle, fueron puestos en el paredón, a tal punto que la Iglesia exhortó a no volver a votar por ellos, en caso de que decidan participar en elecciones.

El fuego se extiendie,por los predios de los 32 legisladores que votaron a favor del aborto,caramba,que pena que en estos tiempos de democracia en nuestra tierra merenguera,la Iglesia apandillada con sus Santos y otros demonios desafine la nota.

Por suerte, que en cualquier momento, ella me dejará ver sus labios de miel, sonriendo para mí, y me dirá con voz suave, perdona, entré sin tocar la puerta, pero vi luz en tus ojos y aquí estoy.

Y yo contestaré, entra, antes de que los moralistas sin moral del catolicismo, impongan sus resentimientos, y excomulguen esta linda pasión. Dominicanos y dominicanas digámosles a Obispos y Sacerdotes, que bailen su música, sin apagar la ajena.

Anuncios
Posted in: Uncategorized